Qué es la inteligencia y por qué no es tan importante como creemos

Fotografía: racorn - Shutterstock

Fotografía: racorn – Shutterstock

Desde nuestra infancia, estamos directa o indirectamente influenciados por este asunto de la inteligencia; por ejemplo, decirle a un padre que su hijo es inteligente es un gran cumplido, las escuelas ostentan cuadros de honor que premian con reconocimiento social a los niños con un desempeño académico excepcional, y ni se diga de las empresas jugueteras que aúpan sus productos realzando el valor psico-educativo que estos tienen para el desarrollo de competencias orientadas al éxito académico. La promesa de la modernidad es clara, una inteligencia adecuadamente cultivada es sinónimo de éxito en la vida, abriendo la oportunidad a becas y casas de estudio reconocidas que forjaran a un profesional destinado a grandes cosas. Sin embargo, pocos son capaces de definir con certeza lo que es la inteligencia.

¿Qué es la inteligencia?

Inteligencia es uno de esos términos que usamos cotidianamente y que sin embargo nos cuesta explicar; es una palabra heredada del lenguaje psicológico que ha permeado nuestra forma de entendernos a nosotros mismos y a los otros, pero que al final del día es un tanto nebulosa e inexacta, incluso para los propios científicos que la estudian, fijémonos por ejemplo en este extracto de “Intelligence: Knows and Unknows” publicado en 1995 por un comité científico de la asociación americana de psicología:

Los individuos difieren unos de otros en su habilidad para entender ideas complejas, para adaptarse con efectividad a su entorno, para aprender de las experiencia, para razonar y para sobreponerse a obstáculos a través del razonamiento. Aunque estas diferencias individuales pueden ser substanciales, nunca son completamente consistentes: el desempeño intelectual de una persona variara en distintas ocasiones y en distintos contextos particulares. Los conceptos de “Inteligencia” son intentos de clarificar y organizar este grupo complejo de fenómenos. Aunque cierto grado de comprensión ha sido alcanzado en ciertas áreas, ninguna conceptualización ha respondido todas las preguntas importantes, y ninguna tiene un carácter universal. De hecho, cuando se le pidió  a una docena de teóricos prominentes que definiesen inteligencia, dieron dos docenas de definiciones distintas entre sí.

En líneas generales, cuando hablamos de inteligencia en nuestro día a día, nos estamos refiriendo a un conjunto muy específico de habilidades que abordan el razonamiento lógico-matemático, el pensamiento abstracto, la facilidad de aprendizaje, el acervo de conocimiento y la percepción espacial, todas cualidades importantes que fomentan el desarrollo del niño y que utilizamos en nuestra cotidianidad; sin embargo, la pregunta que tenemos que hacernos es ¿qué estamos dejando por fuera?. Cuando hablamos de atletas, músicos, pintores, escritores o actores, raramente nos referimos a ellos como inteligentes, prefiriendo categorizarlos como “talentosos”, siendo el talento un rasgo natural del sujeto, algo con lo que naces, una mezcla entre herencia genética y la baraja que te da la vida, una se cultiva y el otro es innato.

Fotografía: mimagephotography - Shutterstock

Sin embargo, todos sabemos que esto que esto no es cierto, un deportista o un artista requiere de un proceso de formación igual de demandante que el de un científico, horas de práctica y profesionalización son invertidas en academias de danza, música y centros deportivos para desarrollar las habilidades necesarias para triunfar en estos pequeños espacios sociales. Esta diferenciación entre talento e inteligencia es más bien una segregación de habilidades en dos grandes grupos, aquellas orientadas a la empresa intelectual y las demás, creando la falsa expectativa de que las primeras pueden ser aprendidas y que las segundas son producto de buena fortuna.

Para muchos teóricos de la inteligencia esta diferenciación es obsoleta, y es por eso que hoy en día tenemos nuevas formas de inteligencia como lainteligencia emocional, la inteligencia social, la inteligencia cultural, la inteligencia corporal, la inteligencia musical, la inteligencia naturalista y otro sin fin de conceptualizaciones que extienden la noción de inteligencia como comprensión y habilidad para resolver problemas a otras áreas de la experiencia humana más allá de la empresa intelectual.

Hoy en día seguimos evaluando a las personas por un criterio que fue construido hace casi 200 años.
En este sentido, cuando hablamos de una persona particular que no le va muy bien en los estudios, pero es un verdadero prodigio para la música, no es adecuado decir que no es una persona inteligente, esto nos lleva a menospreciar sus cualidades en favor de realzar que sus intereses y tendencias naturales no coinciden con un sistema educativo sesgado cuyo objetivo es la formación del ser iluminado, aquel hombre o mujer que para Augusto Comte era el estado final de la humanidad, el científico. Eso significa que hoy en día seguimos evaluando a las personas por un criterio que fue construido hace casi 200 años, en una época donde la filosofía de la ciencia intentaba validar su existencia en contraposición al pensamiento religioso y filosófico imperante, en su lugar, sería más acertado considerar que este individuo tiene una serie de fortalezas y competencias que lo hacen extraordinariamente inteligente en otras áreas.

¿Ser inteligente nos asegura éxito en la vida?

Fotografía: Ollyy - Shutterstock

Aunque numerosos estudios han encontrado que existe una relación moderada entre la concepción tradicional de “ser inteligente” (conocimiento técnico y capacidad de resolver problemas) con el éxito laboral y social, lo cierto es que muchas otras investigaciones han encontrado que esta relación solo se da cuando viene acompañada de inteligencia social e  inteligencia emocional, el debate sobre este punto es álgido, pero algo que sale a relucir es que parecería que es más importante “saber ser inteligente” que “ser inteligente”.

¿Y qué quiere decir esto?, sencillamente que la persona que es valorada como inteligente por otros tiene mayor valencia social que quien podría ser más inteligente pero no lo demuestra, por ejemplo, 85% del éxito empresarial tiene que ver con habilidades sociales, saber convencer, saber liderar grupos de trabajo, y saber negociar, mientras que el otro 15% se debe a conocimiento técnico. En líneas generales, las personas prefieren hacer negocios con personas que les agradan aunque su conocimiento técnico no sea tan extenso como el de su competencia, interesantemente, estos individuos son percibidos como “más inteligentes”, lo que nos lleva a considerar que la inteligencia no es solamente un atributo personal, sino que es una forma de comportarse y una forma de ser percibido por las personas que nos rodean.

Fotografía:  Creativa Images - Shutterstock

La apariencia personal también juega un papel determinante en el éxito profesional,   por ejemplo, los hombres atractivos tienen mayor probabilidad de ser asignados a cargos gerenciales, mientras que las mujeres más atractivas son asignadas a cargos no gerenciales, esto responde a lo que la psicología social llama el efecto halo, es decir, la tendencia a estereotipificar a las personas en función a la primera impresión; de modo que el hombre atractivo es percibido como inteligente y capaz mientras que la mujer atractiva es percibida como sociable pero poco capacitada, irrelevantemente de su inteligencia o conocimiento técnico. Ciertamente esto es injusto y abominable para nuestros estándares sociales modernos, pero una vez más, es evidencia de que tener un IQ de 138 no es un pase a una vida de éxitos y riquezas.

Lo que esto quiere decir es que si bien privilegiamos a la inteligencia en nuestra formación, también es cierto que existen muchas competencias y factores que también son importantes pero que quedan a la deriva, el capital social, la apariencia y el saber controlar las emociones son factores tan influyentes como el intelecto la hora de alcanzar el triunfo; y sin embargo, son áreas que si bien han ganado tracción en los últimos años en nuestro pensum educativo, todavía muchos vivimos bajo la ilusión de que ser una persona sociable o agradable es algo con lo que se nace y no algo que podríamos aprender o desarrollar.

En conclusión, la inteligencia como tradicionalmente la hemos venido manejando es una promesa de éxito, si y solo si, ella viene acompañada de otros elementos. Nuestras habilidades y conocimientos nos pueden llevar lejos pero no podemos dejar de lado que como seres humanos estamos sumergidos en un mundo social complejo, difícil de predecir, y que un solo indicador no es suficiente para asegurarnos nuestro trabajo soñado, la fama, o cualquier otra cosa que nos haga feliz.

Fuente: Hipertextual

Anuncios

Moto X Play

Probamos el Moto X Play, un terminal que llega para un hueco intermedio entre la propia gama de Motorola. ¿Qué resultado ofrece?

Tras varios años apostando únicamente por un terminal de gama de entrada, un súperventas como el Moto G para la gama media, y un quiero y no puedo en la gama alta, Motorola, la nueva, la de Lenovo, ha diversificado su Moto X.

La novedad es el Moto X Play, un dispositivo a caballo entre la gama media y la gama alta, un nuevo segmento para la marca americana que como veremos a continuación quizás no acabe de estar del todo bien enfocado, ya sea por su precio o por algún que otro defecto que le encontramos.

Moto-2015-Family-Portrait1

Quizás la idea de sacar al mercado dos versiones del Moto X sea en parte una estrategia de Lenovo, debido a que esta remesa es la primera desde que se oficializara al 100% la compra por parte de la empresa China.

Aparentemente, la idea debe estar dirigida a competir contra los terminales de gama media-alta, o quizás contra los móviles chinos, que cada vez son más y mejores, pues ofrecen un rendimiento realmente bueno con un precio muy ajustado.
Aquí entra el Moto X Play, un teléfono aparentemente de gama alta con un precio relativamente inferior a sus rivales y con un detalle muy importante para el público, detrás de él está una marca conocida y con prestigio como Motorola.

Digo esto porque la mayoría de la gente no conoce marcas como Xiaomi, Meizu, Oppo, por ejemplo, y entre comprar un terminal con unas prestaciones aparentemente similares y un precio parecido, la gente se decanta por el que conoce, el que le transmite cierta confianza, lógico, no? Hasta aquí la breve reflexión de el motivo por el que quizás Motorola ha apostado por este nuevo segmento para ellos.

Empezamos con la reseña del Moto X Play.

Diseño: Inconfundible, es un Motorola.

Parece que Motorola encontró ya hace algunas generaciones un diseño atractivo y que gusta. El Moto X Play pule un ya buen diseño y le da unos toques que, a mi gusto, lo mejoran y lo hacen más robusto y de más calidad.

Ese frontal totalmente negro, con los altavoces en la mejor posición que puede haber para un Smartphone, aunque con trampa, ya que solo el inferior reproducirá el continuo multimedia, debido a que el otro es para las llamadas.

Moto X Play 01

Además de la colocación de los altavoces merece una mención especial el cristal, sí, el cristal, una cosa tan simple como esta, pero en el X Play encontramos una ligera curvatura en los laterales, que por muy sutil que sea, es simplemente encantadora al deslizar el dedo sobre la pantalla, lo ví en el Nexus 4, y desde entonces cuando pruebo un terminal con esta característica, por llamarlo de alguna manera, no se porque motivo pero me transmite buenas sensaciones.

El marco que recubre al terminal es de plástico, aunque su pintura nos haga tener una sensación diferente. En él se alojan los botones de subir y bajar el volumen, y un poco más arriba el de desbloquear y encender o apagar el terminal, con la ya peculiar característica de Motorola de texturizarlo para así poder diferenciarlo fácilmente. Por otro lado, el jack 3.5 para los auriculares y la ranura para la tarjeta NanoSIM y MicroSD se encuentran en la parte superior, dejando libre la parte inferior únicamente para la entrada microUSB.

Moto X Play 03

Quizás esta sea la parte más interesante del diseño del nuevo Moto X Play, su trasera. En esta ocasión la firma americana ha optado por una carcasa con un tacto gomoso, similar a un neumático. Pese a no ser de cristal o aluminio, la sensación que transmite es de muy buena calidad y el agarre en mano es realmente bueno.

También merece ser mencionado que el Moto X Play incorpora el protocolo IP52, esto significa que es repelente al agua, útil para contestar un WhatsApp con las manos mojadas o acciones similares, pero por favor, no entres a la ducha o te bañes en la piscina con él, es por tu bien. Además, si en tu país está disponible, podrás personalizar los colores del teléfono a tu gusto gracias a Motomaker.

Pantalla: decente, sin más

Moto X Play 04

Dejando de lado los paneles AMOLED utilizados en la gama X desde su primera generación, Motorola ha optado por poner un panel LCD (5.5 pulgadas, 1080p) en la versión Play de su flagship para este 2015. Con esto perdemos esos negros puros que tanto aprovechaba Motorola con sus notificaciones activas, ahora bien, quizás este panel sea más equilibrado en todos los aspectos.

Cuenta con un contraste muy aceptable, ángulos de visión realmente buenos, y lo que le importa a la mayoría de gente, la pantalla en la calle bajo la luz sol se ve bien, eso si, cuando estéis hablando con vuestros amigos desde la cama, con la luz apagada y el brillo al mínimo quizás os moleste la cantidad de luz que sigue mostrando la pantalla.

Audio: de vuelta a 2013

Moto X Play 08

Hace dos años, en 2013 salió el que para mi, ha sido el mejor teléfono que he tenido hasta la fecha, el Nexus 5.
No era un teléfono perfecto, ni mucho menos, pero funcionaba a las mil maravillas. Uno de sus principales defectos era el audio, concretamente el volumen de su altavoz, bajo, bajísimo. Pues esa es la sensación que he tenido con el Moto X Play, que pese a tener el altavoz en el mejor sitio posible para un smartphone, como nos enseñó HTC con su primer One, no ha sabido aprovecharlo como estos últimos, y la potencia es ridícula, tanto como para no poder escuchar una canción mientras te duchas, cosa que repito cada día, y es realmente frustrante.

Cámara: los megapíxeles no lo son todo

Moto X Play 07

Apple es el mejor ejemplo de que no es necesario un procesador con tropecientos núcleos, 4 GB de RAM, y una cámara de 50 megapíxeles para que tu teléfono sea el mejor, la clave está en la optimización y en hacer las cosas bien.

Digo esto porque me sorprende que a una compañía como Motorola le haya podido pasar algo parecido con la cámara, con una resolución de 21 megapíxeles, más que muchos de los flagships de este año deberíamos esperar unos resultados a la altura de donde quiere situarse este terminal.

IMG_20150912_140534099

IMG_20150913_173542526

IMG_20150912_211022525

IMG_20150913_174007717_HDR

Las fotos durante el día no están mal, un usuario medio no les verá apenas inconvenientes, pero cuando la luz del sol se esconde, el ruido habla por sí solo, y un teléfono con este precio y con la competencia que tiene no puede permitirse el fallo de guiarse por la potencia sin control, ni presumir de una cámara con muchos megapíxeles pero con la que obtienes unos resultados insuficientes.

Experiencia de uso: sí, pero no

Moto X Play 05

Dejando de lado los números (los tenéis en la ficha técnica), el rendimiento que ofrece Android Stock, con algunas aportaciones de Motorola, junto con el Hardware del X Play es un poco confuso. Me explico. Antes de recibir el terminal para probarlo, pensaba que “un móvil de cerca de 400 euros, un Motorola, con Android puro… esto tiene que ir de maravilla.”

Mis prejuicios acabaron cuando nada más sacarlo de la caja, ponerle la SIM y empezar a utilizarlo me di cuenta que con algo tan simple como la animación de cerrar el box de aplicaciones se observaba una clara ralentización, al igual que en algunas ocasiones al bajar la cortina de notificaciones o al moverse por la multitarea con más de 5 aplicaciones abiertas, la experiencia que obtenía no es la de un móvil de este precio, son pequeños detalles que ensucian un poco el uso diario con el terminal, por lo demás, ningún problema.

Moto X Play 02

Por otro lado tenemos la megabatería que tanto nos vendió Motorola en su presentación, y quelamentablemente no cumple con sus expectativas, llegando a cerca de las 6 horas de pantalla activa con un uso total de 28 horas. No está mal, pero no es lo que nos dijiste, Motorola.

Conclusión

¿Para qué este Moto X Play? Esta pregunta me la estoy haciendo desde el día que me llegó. ¿Qué sentido tiene un móvil de 385 euros con un rendimiento igual o peor que el Moto G 2015 por 185 euros más, y solo 100 euros más económico que un móvil supuestamente más completo y potente como el Moto X Pure Edition?

No lo entiendo, la verdad, y si además nos lo venden como un móvil todoterreno por su batería pero al fin y al cabo el resultado es el que es… Que alguien me lo explique. Lo que queda claro es que Motorola presentó el Moto X Play como un teléfono de gama alta con un precio de gama media y lamentablemente ha quedado en tierra de nadie.

Microsoft presentó el nuevo Office 2016

0

El nuevo Office 2016 está disponible para Windows 10 con varias mejoras. El ecosistema de aplicaciones que incluyen los clásicos Word, PowerPoint, Excel y Outlook se renueva con métodos de busca intuitiva para poder utilizar sus herramientas sin necesidad de tener conocimiento previo de ellas. Con solo explicarle al nuevo sistema “tell me” que es lo que queremos llevar a cabo, Office reconoce nuestra intención y recomienda opciones para hacerlo. Es una suerte de asistente virtual, pero más cercano a Cortana que a Clippy, el histórico (y molesto) asistente de otras versiones. “Realizar un cuadro de torta”, “agregar fotos en el texto” o “realizar una presentación con videos”, pueden ser algunas de las preguntas que el sistema de búsqueda comprenderá para mostrarnos el camino directo a plasmarlo en los trabajos.

También se destaca el aprendizaje de Office en Outlook, con el que recopila información de nuestras costumbres para facilitarnos el trabajo a la hora de enviar emails y de priorizar y organizar el correo tanto personal como laboral. El renovado Outlook además tiene un nuevo sistema de búsqueda rápida para encontrar correos, y además tiene tanto los archivos recientes en los discos locales como los de la nube con acceso rápido para incluirlos como adjuntos. De hecho, el concepto principal de Outlook y del resto del Office está en almacenar los adjuntos (y los archivos en general) en un servidor online antes que en el equipo del usuario.

El nuevo Office 2016, que no tiene costo para los suscriptores al servicio Office 365, presenta como una de sus principales características mejoras a la hora del trabajo en equipo. Pensado para colaborar en archivos en simultáneo entre todos los usuarios con acceso, se va a poder compartir y ver en tiempo real las modificaciones de otros sobre los archivos de Word, PowerPoint y OneNote gracias al Skype integrado (esto ya estaba disponible en la versión Web, similar a como funciona Google Docs, pero ahora está disponible para la aplicación de escritorio). Con el que se podrán mandar mensajes, hablar o tener videoconferencias dentro de la pantalla del documento. También para interactuar con los usuarios que no estén trabajando en el archivo, se agregó un nuevo botón para compartir directamente el contenido deseado, como así también el nuevo sistema “Smart Lookup” que permite buscar en la red referencias (por ejemplo, fotos, o información dentro del contexto del documento) sin cerrar la ventana Office.


Si buscás una alternativa gratis al Office de Microsoft, podés probar con LibreOffice o alguna de las suites online (Microsoft Office Online, Google Docs, etcétera)

Compartilo

Entre otras de las novedades, además de mejoras en seguridad y prevención de pérdida de información, también se encuentra el ya conocido y esperado Sway. Esta aplicación para smartphones y computadoras permite realizar presentaciones interactivas, o contar historias, con texto e imágenes de una manera mucho más rápida. Gracias a sus plantillas prediseñadas, se podrán integrar links de videos de youtube, como fotos y texto para compartirlo en redes sociales mediante un link web. En el se podrá hacer zoom, agregar subtítulos, ver galerías de fotos, o simplemente reproducir videos dentro de cada presentación.

También el nuevo Office se integra con las ya disponibles aplicaciones para iOS, Android y Windows Phone. Todas pensadas en cuanto a diseño y funcionalidad, para continuar con la experiencia de la clásica versión de escritorio. Entre las aplicaciones disponibles se encuentran Word, PowerPoint, Excel, OneNote, el sistema de almacenamiento en la nube OneCloud, el calendario Sunrise, el administrador de correos Outlook, y el Office Lens, una app para convertir en imágenes planas los textos, tarjetas y fotos que tomamos con la cámara.

Office 365 (PC o Mac, iPad, Android y Windows Phone) , el servicio pago que incluye todas las actualizaciones Office, un terabyte de almacenamiento en la nube y 60 minutos de llamadas skype, tendrá todas las actualizaciones completas a Office 2016 incluidas en el importe mensual, que arranca desde los $ 49.90 por mes.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/

Tim Cook Dice que el iPhone Pronto Podría Dejar Quitar Aplicaciones Preinstaladas

timcook-ipadair

Tim Cook Dice que el iPhone Pronto Podría Dejar Quitar Aplicaciones Preinstaladas

Una de las partes más molestas de un nuevo teléfono inteligente es el montón de aplicaciones preinstaladas que no se pueden eliminar. Si usted es un usuario de iOS, sin embargo, esto podría dejar de ser su caso.

BuzzFeed entrevisto recientemente a Tim Cook, y este era consciente de que algunos usuarios están descontentos por la falta de control. Cuando se le preguntó por qué Apple insiste sobre todo en mantener aplicaciones que muchos usuarios no utilizan (Consejos y acciones son los dos ejemplos dados), Cook primero sugiere que su más complicado problema es que algunas personas asumen, que estas aplicaciones pueden estar vinculadas a otras partes del sistema operativo, y la eliminación de ellos podrían causar problemas en otros lugares.

Aún así, el consejero delegado reconoció que no todas las aplicaciones son esenciales e indicó que podrían algún día ser desmontables:

“Así que con el tiempo, creo que vamos a encontrar una manera [para que usted los elimine]. … No es que queremos aspirar nuestras aplicaciones es que, no estamos motivados para hacerlo. Queremos que seas feliz. Así que reconozco que algunas personas quieren hacer esto, y es algo que estamos viendo “.

Estamos seguros de que muchos usuarios darán la bienvenida a esas noticias. Si Apple no quiere que le permite eliminar completamente las aplicaciones de su teléfono, no hay nada que sugiera que no puede al menos proporcionar una función de ‘desactivar’ similar a lo que Android permite al menos que usted oculte ciertas aplicaciones desde su launcher y evitar que se ejecuten en segundo plano.

Siempre y cuando la opción está suficientemente enterrada en los menús, no es algo que los usuarios ocasionales harían accidentalmente tampoco.

La entrevista se realiza entre el periodista tech Cucine y ejecutivos de Apple de TI como son Eddy Cue y Greg Joswiak casualmente hasta la tienda de Apple Cube en Nueva York para una visita sorpresa. Cocine discute varios otros temas, apaciguar las preocupaciones de privacidad sobre Siri, hablando a los beneficios del 3D touch, y que proporcionan una visión sobre el ciclo de actualización de iPhone.

También describe su perspectiva sobre el iPad Pro, y sugiere que para algunos usuarios, se podría sustituir por completo el Mac – aunque también no ve que el Mac va a desaparecer pronto.

Vale la pena leer la entrevista en su totalidad, por lo que colocamos el link de BuzzFeed como fuente abajo.

fuente: 20 minutos con Tim Cook [BuzzFeed]